Empresa de acabados impulsa trabajo hecho a mano y revalora al artesano peruano

156

El trabajo a mano se vincula hoy a varios oficios artesanales. Algunos de ellos se dan dentro del sector inmobiliario, como es el caso de los mosaistas (personas que elaboran mosaicos de manera artesanal). Justamente, a puertas de las celebraciones por el Bicentenario del Perú, Casa Rosselló, empresa familiar de acabados y revestimientos con más de 150 años de experiencia en el mercado, destaca que el trabajo de mosaistas tiene beneficios culturales y medioambientales.

Para empezar, según explica Javier Martinelli, gerente general de Casa Rosselló, el trabajo de estos artesanos ayuda a preservar conocimientos ancestrales. “En el caso de Casa Rosselló, por ejemplo, tenemos una línea de mosaicos empastados y baldosas hidráulicas en la que gran parte del proceso de fabricación se realiza a mano. Esta actividad rescata tradiciones y técnicas que han estado presentes en nuestra empresa por varias décadas. Es a través de la instrucción de persona a persona que este conocimiento no se pierde”, señala el ejecutivo.

Otro enorme beneficio que tienen estos trabajos a mano es que tienen un efecto positivo en el cuidado del medio ambiente, ya que pueden reducir la generación de residuos y aprovechar al máximo las materias primas. “Los productos que son 100 % artesanales, como los de nuestra línea de mosaico empastado, tienen ese potencial. No desperdician materias primas. Estas piezas destacan, además, por su prolongada vida útil. Por ejemplo, nuestros mosaicos pueden durar hasta 100 años. Adicionalmente, con el paso del tiempo, esos productos resaltan por su acabado retro”, dice el gerente general de Casa Rosselló.

Martinelli destaca que la pandemia ocasionada por la COVID -19 ayudó a que los peruanos prestaran mayor atención a los detalles del hogar, oficina, o lugar de permanencia. “El tener ambientes acogedores hoy ha cobrado mucha importancia. Por ello, el trabajo de los mosaistas y los revestimientos artesanales es más relevante”, explica.

Experiencia artesanal

En el Perú, existen alrededor de 83.759 artesanos según el Registro Nacional de Artesanos (RNA) del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo. En el caso de los mosaistas, Casa Rosselló, que tiene a 20 de ellos entre sus colaboradores, se ha ido convirtiendo con el tiempo en cuna de este oficio, en el que la precisión y el aprendizaje empírico son fundamentales.

“El know how se va compartiendo de generación en generación. Nos convertimos en escuela de cómo hacer los mejores mosaicos y, al margen de todo el resto del portafolio que manejamos, consideramos que esta línea es de la que más nos caracteriza en el mercado”, señala Martinelli. La técnica que utilizan para la elaboración de los mosaicos en Casa Rosselló –resalta el ejecutivo– data de la época del Imperio Romano.

Para conocer con más detalle el trabajo de los artesanos con los que trabaja Casa Rosselló, la empresa familiar peruana lanzará antes que acabe el primer trimestre de 2021 una nueva página web donde los clientes podrán apreciar todos los detalles de estas piezas.


SUSCRÍBETE a InfoMarketing y entérate de las últimas noticias sobre marketing y publicidad. Conoce más en el siguiente link: https://bit.ly/2LJxxjh

Comentarios