Millennials prefieren ropa de segunda mano

770

Las marcas de segunda mano han optado por renovar los estilos de moda antigua, para así ofrecer al millennial un producto más duradero y asequible, que no son capaces de proporcionar algunas fast fashion.

Según el diario Bussines Insider las compras de segunda mano están en auge en Estados Unidos, debido a que los clientes se están cansando del retail fast fashion, y por ello están prefiriendo hacer compras de prendas de segunda mano.

En los últimos cinco años, el mercado de reventa ha acumulado un total de $20 mil millones de dólares, logrando superar al mercado minorista del país americano, según confirmó IBISWorld. Esto habría ocurrido debido a que los clientes cada vez intentan ser más precavidos con sus gastos.

“Los Millennials son cada vez más conscientes del impacto ambiental negativo de la moda barata y rápida, y se están cansando de los estilos desechables de baja calidad que producen ciertos minoristas”, explica la periodista Mary Hanbury.

El e-commerce ‘thredUp’ que fue lanzada desde el 2009, vende una gama de ropa de segunda mano de tiendas de las firmas J.Crew y Chloe. Así la empresa ha logrado aperturar dos tiendas físicas que resultan rentables.

La tiendo online declaró al medio estadounidense que vende 30 mil artículos al día, y fue así como casi 10 millones fueron vendidos solo en el 2017.

De este modo, los millennials no solo están comprando estilos vintage en las tiendas de segunda mano, sino que también las están donando.

Por otro lado, el gigante sueco de moda H&M que en el 2017 tuvo una fuerte caída de sus ventas. Según Hunbury, este desaceleramiento que ha venido sufriendo la compañía es porque e-commerce de moda como ASOS, Boohoo y Missguided están ofreciendo nuevos estilos que son más asequibles.

No obstante, la marca Other Stories & Cos que se distingue por vender ropa a un elevado precio y de buena calidad, ha podido superar expectativas. El año pasado tuvo una facturación de $1.2 millones de dólares y su rentabilidad está al mismo nivel que la firma sueca.

“Hay un mercado para un cliente que quiere diseño y calidad a un precio asequible. Estos son productos eternos que duran más tiempo, más allá de esa temporada”, sostuvo Marie Honda, CEO de Cos.

 

Comentarios