La desigualdad de género “apesta” más que nunca en esta divertida campaña

187

Una historia escatológica es un auténtico clásico en el que algo tan cotidiano como ir al baño se convierte en motivo de humor. Pero existe un tabú al respecto (un tabú dentro de otro). La creencia popular es que las mujeres no hablan de este tipo de cosas. Hay quien piensa que ni siquiera las hacen.

Obviamente, se trata de una creencia errónea. Y es lo que intenta desmentir esta nueva campaña de Poo-Pourri, compañía que diseña aerosoles con fragancia para los inodoros. Se trata de #GirlsDoPoop muestra que las mujeres también tienen historias escatológicas vergonzosas, entretenidas y terriblemente divertidas. Porque las mujeres no son objeto de deseo, son seres tridimensionales que a veces también tienen accidentes. Incluso en un ascensor.

“Se trata realmente de un problema de equidad de género”, señala la fundadora y CEO de Poo-Pourri, Suzy Batiz, según FastCompany.com. “Los hombres hablan sobre caca todo el tiempo, y les parece bien. Pero las mujeres no se sienten así por alguna razón. Así que nos inspiramos en ello y el resultado es esta campaña”.

Gracias a la campaña, conocemos las historias de mujeres como Brittany, que no pudo subir las escaleras hacia su apartamento a tiempo, o de Kelley, que se tuvo que recluir en el lavabo del trabajo después de subestimar el poder de un burrito.

Para encontrar todas estas historias, Batiz y su equipo realizaron un casting en Nueva York, Dallas, Los Ángeles y Chicago, obteniendo historias escatológicas de 400 mujeres. “Encontramos más buenas historias que storytellers”, afirma Batiz. Por ello, hicieron un casting de humoristas para seleccionar las historias.

“Nuestra marca se ha construido siempre con humor, así que sabíamos que en esas audiciones estábamos buscando algo más que historias divertidas. Lo que las humoristas podían hacer era centrarse en el arco de la historia escatológica, construirla, pero todo era verdad”, añade.

Fuente: Mercado Negro

Comentarios