Realidad aumentada: el mundo en tus manos

La RA como herramienta del futuro del Marketing y la Publicidad, viene pisando fuerte, debido a que le aporta al consumidor una experiencia distinta.

850

Por Alexandra Carranza – Redactora web en Md Group

La realidad aumentada (RA) es una técnica que combina el mundo real con el virtual. Es decir, todo lo que nos rodea lo podemos visualizar en la pantalla del ordenador, smartphone o Tablet.

David Alva, co-fundador de Proximity, señala que: “La RA es una tecnología que, usando la captura en vivo desde la cámara del dispositivo del usuario, fusiona las imágenes del mundo real con unas generadas por la aplicación, realzando y transformando el mundo alrededor del usuario”.

David Alva

Así como la realidad aumentada también existe la realidad virtual que, aunque parezcan términos representan cosas bastante diferentes.

Realidad virtual VS Realidad aumentada

Aunque la realidad supera a la ficción por la experiencia tridimensional, esto no impide que los desarrolladores busquen continuamente alguna forma de mejorar o transformar dicha realidad. Las tecnologías que persiguen esa transformación son la realidad virtual (VR) y la realidad aumentada (AR)

Aldo Valladares, director de Stringnet, menciona que “La principal diferencia entre la realidad aumentada y la realidad virtual” es que esta última nos aísla por completo de lo real y nos sumerge en un mundo ficticio”.

Aldo Valladares

Ambas tecnologías son poderosas herramientas para el marketing, ya que crean experiencias innovadoras que permiten la recordación de la marca y son muy útiles para transmitir un mensaje. Su uso dependerá de los objetivos de cada campaña.

Aplicación en el marketing

La RA como herramienta del futuro del Marketing y la Publicidad, viene pisando fuerte, debido a que le aporta al consumidor una experiencia distinta al combinar la realidad con imágenes y objetos virtuales con los que interactuar en tiempo real.

Esta nueva forma de interacción con el usuario permite una mayor experiencia con la marca. Además, el hecho de que el usuario interactúe con su entorno y con elementos virtuales, fomentan el factor sorpresa que hace que recuerden la acción y, por consiguiente, la marca.

Para Aldo Valladares: “La realidad aumentada se puede emplear en campañas donde se otorgue especial importancia a la inmersión y a la interacción de los consumidores con la marca. Para esto se pueden emplear desde juegos, pasando por desafíos con personajes virtuales hasta la interacción con animadores virtuales”.

Es así como muchas empresas ya han utilizado catálogos de productos en 3D, probadores de ropa virtual, juegos, y muchos más. Este es el caso de National Geographic, que instaló una megapantalla en la estación de Rotterdam permitiendo a los viandantes disfrutar de la experiencia de estar dentro de uno de sus documentales.

Otro ejemplo, lo encontramos en la marca de ropa Timberland, que instaló un probador virtual en el escaparate de una de sus tiendas. Y en España, el canal FOX aprovechó la gran pantalla de la Plaza de Callao para hacer vivir a los espectadores la experiencia de estar en una de sus series.

Panorama

“En el país hay una cantidad grande de personas con habilidades suficientes para el desarrollo de software, pero se necesitan aún más emprendedores que den el salto confiar en el desarrollo de estas tecnologías inmersivas”, sostiene David Alva.

Asimismo, recalca que se necesita más atracción por parte de las empresas compradoras para apostar en los resultados que puede traer la realidad aumentada para sus ventas y operaciones. Y, aunque los casos de éxito en el país son aún escasos, estamos en camino. Comparándonos con el resto de la región, Perú está más desarrollado que muchos otros países en dicha tecnología.

Por su parte, Aldo Valladares, asegura que en Perú aún hay campo para el desarrollo de la realidad aumentada, no solo en el marketing sino en muchos otros campos. Parte de la labor como especialistas en marketing es promover las nuevas tecnologías para crear nuevas experiencias y nuevas formas de comunicación.

Comentarios