La Actitud y los Hábitos en la Era Digital

1307

Por José Carlos Yamagoshi (Perú), Director de la Sociedad Iberoamericana de CRM – SIACRM

Si relacionamos la estadística poblacional del 2016 de Ipsos Perú publicada en el Diario Gestión del 12 de octubre de 2016 y la curva de difusión de innovación planteada por Rogers podemos identificar preliminarmente que las generaciones Y+Z que representan el 53% de la población son por naturaleza innovadores y adoptadores iniciales.

GENERACIONES

Sin embargo, José Comerma, en su blog sobre la transformación de personas http://www.josecomerma.com/transformacion-digital-de-personas/ nos dice que las empresas no aceleran sin personas que las aceleren. O, dicho de otra manera, las empresas acelerarán en la transformación digital si y sólo si las personas que las forman son capaces de transformarse. En este contexto, la aceleración transformación de las personas sucede desde dos frentes: La Actitud y los Hábitos.

Comerma continúa diciendo que cuando hablamos de transformación digital de las empresas, es frecuente reducir el discurso a la tecnología. La tecnología es el canal a través del que se comunican las personas, o el conjunto de herramientas empleadas para acceder a información y distribuirla.

Si bien la tecnología es clave en el proceso de aceleración transformación de empresas, hay que pensar que la tecnología no sirve para “nada” si no se adopta. Por lo tanto, hace falta que las personas tengan una actitud abierta y receptiva ante los avances. En este sentido, es vital potenciar el desarrollo de habilidades de las personas. Fomentar la salida de las áreas de confort y un motivar la experimentación son auténticos movilizadores del cambio.

Todos hemos aprendido a usar Facebook, Twitter o WhatsApp sin leernos un manual de instrucciones. Todos hemos adoptado estas tecnologías porque las hemos considerado útiles. Ninguno de nosotros se ha visto obligado a emplearlas… En definitiva: No es cuestión de tecnología, sino de actitud.

Comerma finaliza indicando que Los Hábitos son la otra variable importante, ya que pueden enfocarse desde distintos ángulos:

  • Desarrollar nuevos hábitos de búsqueda, acceso, guardado y compartición de información.
  • Incorporar hábitos de autoformación; de forma que estemos permanentemente actualizados con independencia de la formación recibida desde la compañía.
  • Habituarse a trabajar en equipo en modo remoto, y de manera colaborativa.
  • Habituarse a la movilidad: Muchos roles/tareas de la empresa pueden ejercerse desde cualquier lugar y en cualquier momento. Basta con disponer de un teléfono móvil inteligente y otras herramientas que tenemos muy a mano (Skype, Google drive…). La movilidad elimina barreras, hace prescindibles desplazamientos, facilita el acceso a información (documentación en la nube).
  • Actitud Las personas son la base indispensable de las empresas. Son su unidad imprescindible. Una empresa no acelerará en su transformación digital si sus personas no aceleran. Para que suceda, son necesarios un cambio de actitud y un cambio de hábitos de la unidad básica empresarial y social: La persona.

Decíamos inicialmente que podemos identificar que las generaciones Y+Z que representan el 53% de la población son por naturaleza innovadores y adoptadores iniciales. Sin embargo, si aceptamos los fundamentos de La actitud y Los hábitos de las personas sobre el tema digital debemos ajustar estas cifras sumando el porcentaje de las generaciones X y BB (Baby Boomers) proactivas digitales (48% de la X según Ipsos es analógico y solo el 23% compró por internet); y a la vez restar los pasivos YZ (seguramente muy pocos).


Sobre el autor:

jcyamagoshi

Consultor y Docente especialista en CRM, Customer Experience y Negocios. Es Director de la Sociedad Iberoamericana de CRM – SIACRM, Presidente de la Asociación Peruana de CRM – APCRM, Director de la Maestría de Customer Intelligence en la Escuela de Post Grado de la nueva UTP- Intercorp y Director General de Interaction Business Consulting.  Jcyamagoshi@interactionandina.com

 

 

Comentarios