El secreto mejor guardado para lograr alcance orgánico en Facebook y Twitter

03 Diciembre, 2017
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...
Compartir

Por Guillermo Perezbolde – CEO de la agencia Mente Digital @MentedigitalMX

Desde agosto de 2010 en que Facebook anunció la existencia de su propio algoritmo inspirado en el de Google (PageRank), las cosas han cambiado mucho para quienes administran páginas, ya que lo que antes era una fiesta al momento de publicar, hoy se ha vuelto un infierno debido a la poca o nula interacción de la audiencia.

En 2014 empezaron a aparecer algunas investigaciones serias sobre el tema; dos que llamaron mucho la atención fueron las de Social@Ogilvy y Adobe Social, en donde mostraban la caída que había tenido el alcance orgánico de las publicaciones desde octubre de 2013 y hasta febrero de 2014, con una disminución de más del 25%. Esto prendió las alarmas, ya que hasta ese momento las publicaciones orgánicas (sin pauta) lograban en promedio en 6% en general y 2% en páginas grandes de más de 100 mil fans.

Es curioso, pero al mismo tiempo que se daba esta disminución en el alcance, los ingresos por publicidad de Facebook crecían de manera considerable, aun cuando la empresa ha dicho en repetidas ocasiones que el algoritmo fue creado para hacer más relevante el contenido que ven los usuarios y por ende mejorar la experiencia de cada uno.

Para no quedarse atras, Twitter también creo que propio algoritmo que determina que contenidos mostrar y cuales omitir en el timeline de los usuarios, favoreciendo con esto a algunos y a otros condenándolos al olvido.

En ambos casos el engagement que logan las publicaciones es el principal argumento para darles más o menos alcance, por lo cual es vital lograr interacción en los primeros minutos después de publicar.

Actualmente el promedio de alcance orgánico de las publicaciones en Facebook llega apenas al 1%, lo que significa que por cada 100 fans que tiene una página, solo uno ve la publicación. Ese es el promedio, pero no significa que todas las páginas tengan ese desempeño.

A inicios de 2015, Facebook anunció que buscaría convertirse en la plataforma más grande de video en el mundo, buscando competir con Youtube. En aquel entonces se veía lejano que lo pudiera lograr, ya que estamos hablando de una red social y no de una plataforma de video; a partir de ese momento la manera en que vemos video en línea cambió, ya que los videos empezaron a cargar de forma automática, se agregaron nuevos formatos de video y hasta se incorporaron videos como anuncios.

Para dimensionar el reto que tiene Facebook, en Youtube en un solo día se ven 5,000 millones de videos y entran más de 30 millones de personas, así que para vencerlos necesita contenido, y ese contenido no es generado por la red social, sino por sus usuarios.

Hace tan solo un año las imágenes y los videos tenían el mismo peso al momento de lograr alcance orgánico, pero actualmente el video casi duplica lo que puede lograr contra otros formatos, y la explicación es muy simple, Facebook premia con alcance a quienes publican video. Twitter por su parte sigue los pasos de Facebook y también otorga mayor alcance orgánico a quienes publican video.

Lógicamente no cualquier video logra alcance, también la calidad y la relevancia juegan un papel importante en esto, así que si queremos lograr mayor alcance en estas plataformas, debemos considerar publicar video de calidad.

Algunas recomendaciones para publicar video son:
Cuidar el inicio del video, el principio es importante para que el público siga viéndolo
Considerar hacer videos cortos, de menos de un minuto
Buscar poner subtítulos para facilitar la visualización
Si lleva audio, procurar que vaya acorde a la temática y no sea repetitivo

El conocimiento que no se comparte, pierde por completo su valor

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR