Detrás del éxito de MiBanco: una adecuada estrategia de marketing social

566

Por Julianna Ramírez Lozano – Doctora en Comunicación y Máster en Gestión de Empresas de Comunicación de la Universidad de Navarra, España

Las marcas pueden dar un enfoque social a sus campañas publicitarias que generen un doble beneficio y una ventaja competitiva. ¿Cuáles son las consideraciones que se deben tomar en cuenta?

El marketing social -estrategia que ayuda a vender una idea o práctica y que busca un cambio de conducta en beneficio individual o comunitario- ha sido bien aprovechado por MiBanco en sus últimas campañas publicitarias. ¿Qué ha hecho que esta entidad financiera aplique con éxito esta estrategia en beneficio de la imagen de su marca?   

Marcando la diferencia 

El caso de Mibanco es interesante pues apreciamos a una marca que desde hace un tiempo está marcando la diferencia con su compromiso por los emprendedores. Ya anteriores campañas publicitarias, como Cholo Soy, lo evidenciaban. En su último spot publicitario Escolares Útiles (lanzada a propósito de la campaña escolar), esta marca dio un paso más y no solo piensa en el cliente y el emprendedor, sino que ofrece un apoyo a los escolares mediante un proyecto de capacitación a escolares en situación vulnerable en alianza con la empresa ONG Ayuda en Acción. La estrategia es clara: usar el marketing social para extender su impacto. 

¿Por qué hacer marketing social? 

Que una empresa o marca apuesten por campañas de marketing social es tener una mirada más allá del negocio. Lo mejor de esta estrategia es estar alineado con el objetivo del negocio, que le permita también generar un beneficio adicional para la imagen de la propia empresa. Como hemos visto en el caso de Mibanco, resulta una ventaja competitiva.

¿Cómo lo aplico a mi marca? 

En el Perú existe poco conocimiento sobre el marketing social y su doble beneficio en favor de la marca y de población vulnerable. Pero puede ser una importante táctica o estrategia de gestión de responsabilidad social en una organización. Algunas consideraciones que se deben tomar en cuenta son: 

La empresa debe tener en claro su cadena de valor e identificar de qué manera puede alinear una campaña de marketing social que busque asociar la idea social o cambio social al negocio. No siempre es fácil, pero si es posible encontrar el camino, con creatividad, criterio y conocimiento de los públicos objetivos (en el mejor de los casos de los clientes). 

Entender que el marketing social puede ser utilizada a favor de los clientes y a su vez de la empresa. En el caso de Mibanco vemos que la campaña no solo es un spot que hace una reflexión en torno al tema, sino que en paralelo la empresa ofrece una oportunidad para que sus clientes sientan que no solo piden un préstamo, sino que a su vez están ayudando a una buena causa. 

El marketing social es una estrategia que nace con un interés social y que fue usada inicialmente por las ONG. Las empresas deben saber que ellas también podían hacer uso de la esta metodología para poder vender sus productos y servicios. 

El futuro del marketing social 

Todavía las empresas y marcas no le están sacando provecho a esta estrategia. Hay que saber cómo adecuarla y enfocarla bien el core del negocio para que pueda ser efectiva y sostenible en el tiempo. En la medida que las estrategias tengan un impacto positivo para el cliente y la empresa, se puede decir que tendrá futuro.

Fuente: ConexiónEsan

Comentarios